El pabellón gastronómico le pone sabor a la FIL 2011

La caseta ofrece comida, libros de cocina, música y un ambiente único.

Dentro de los atractivos con que cuenta la Feria de Libro está el pabellón Libro-Cocina, que ofrece a los visitantes encuentros y degustación de platos exquisitos preparados en el mismo espacio. Este pabellón fue una iniciativa de la chef dominicana Esperanza Lithgow, a quien está dedicado este año.

El Ministerio de Cultura otorgó a Lithgow un reconocimiento por su labor, entrega y dedicación a la gastronomía dominicana y su interés porque ésta se conozca en el mundo. El pasado miércoles la reconocida chef ofreció una cena preparada por ella y donde la acompañó su familia y sus amigos.

“Me siento muy contenta de lo que he logrado porque he organizado concursos de cocina, dándole de esta forma la participación de cocinar a las personas que visitan la Feria del Libro y además se premiaba a quien resultara ganador, también he traído a muchos chefs dominicanos para que compartan sus conocimientos de cocina y la gente sepa lo importante que es comer saludable, y sepan todo lo que se puede hacer con las frutas, los vegetales y las variedad de platos que se puede hacer en casa”, expresa Lithgow.

Comenta que el pabellón Libro-Cocina de la Feria del Libro es una forma de promover la comida criolla.

“El país tiene una buena gastronomía y lo único que le falta es ser más promovida; eso es lo que busca este pabellón”, dice.

Asegura que el éxito de la gastronomía de países como México y Perú es que se ha promovido en muchos lugares del mundo y sus habitantes se indentifican con esta.

MÁS QUE COCINA



El espacio estuvo a cargo de Esperanza Lithgow durante 11 años y actualmente es manejado por Xiomarita Pérez.

Lithgow dice sentirse feliz de que Pérez ocupe esa posición.

“Xiomarita es una mujer muy trabajadora, muy creativa, y como persona ella ocupa un lugar especial en mi corazón”, afirma. El pabellón Libro-Cocina ofrece más que comida, está ligado a la música, se ofrecen charlas sobre merengue, perico ripiao, etcétera.

La comida que se cocina va ligada al tema que se trate, convirtiendo el ambiente en más interesante. Además hay ventas de libros sobre cocina para los amantes de este arte.